En qué consiste una enfermedad de la médula espinal

La médula espinal es una parte esencial del sistema nervioso. Su función es transmitir los mensajes entre el cerebro y el resto del cuerpo. Los problemas de la médula espinal pueden causar pérdida de sensación y de movimiento. Las lesiones de la médula espinal suelen ser debidas a un trauma agudo, como por ejemplo un accidente automovilístico. Pero las lesiones no son la única causa de daños en la médula. También pueden deberse a ciertas afecciones y enfermedades. Estas se denominan trastornos de la médula espinal. En esta hoja se describen los más comunes.

Enfermedades de la médula espinal

Algunas afecciones pueden afectar el funcionamiento normal de la médula espinal y evitar que funcione de manera normal. A continuación se enumeran los más importantes.

  • Infecciones e inflamación. La médula espinal puede resultar dañada por inflamación (mielitis). O bien, el tejido alrededor de la médula puede inflamarse (meningitis o aracnoiditis). Los virus como el VIH y el virus del Nilo Occidental pueden producir una enfermedad de la médula espinal. El virus de la poliomielitis puede causar problemas en la médula espinal, que a menudo surgen varios años después de la infección. En casos poco frecuentes, un bolsa de pus (absceso) que presione la médula puede producir daños. La enfermedad de Lyme y la sífilis son otras infecciones que pueden dañar la médula espinal.

  • Enfermedades autoinmunitarias. Estos son trastornos en los cuales el organismo ataca y daña sus propios tejidos. El lupus y la esclerosis múltiple son 2 ejemplos de este tipo de enfermedades. El sistema nervioso puede verse afectado. Esto puede incluir la médula espinal. Puede producirse pérdida de función y de movimiento.

  • Tumores. Los tumores son masas anormales de tejido. Pueden tratarse de cáncer como no serlo. Cuando un tumor se desarrolla en la médula espinal o a su alrededor, puede comprimir los nervios. Esto puede producir pérdida de movimiento y sensación, como también afectar el funcionamiento de la vejiga. En algunos casos, la extirpación del tumor no es factible. Esto se debe a que podría dañar la médula espinal.

  • Estenosis espinal. Esto es cuando los huesos, ligamentos y discos hacen que el conducto vertebral sea más pequeño. Esto causa la compresión de la médula espinal o de los nervios espinales. Los nervios pueden quedar lesionados permanentemente. 

  • Malformaciones vasculares. Estos son vasos sanguíneos (arterias y venas) anormales que pueden presionar la médula espinal. También pueden evitar que el oxígeno llegue a la médula espinal. 

  • Enfermedades degenerativas. Se trata de trastornos en los que ciertos tejidos y aparatos o sistemas se deterioran y producen pérdida de función de las partes afectadas. Un ejemplo es la esclerosis lateral amiotrófica (ELA o enfermedad de Lou Gehrig). La ELA causa la muerte de ciertas células nerviosas con el tiempo. Esto provoca un desgaste muscular. Y esto da lugar a problemas graves del movimiento, respiración y otras funciones.

  • Trastornos nutricionales. La falta de ciertas vitaminas y minerales, como la vitamina B12, la vitamina E y el cobre pueden producir lesiones en la médula espinal.

Cómo lidiar con una enfermedad de la médula espinal

Las personas con este tipo de trastornos pueden tener problemas muy similares a los de las personas con lesiones de la médula espinal. Muchas personas con un trastorno de la médula espinal pueden beneficiarse de la información sobre el autocuidado y estilo de vida para las personas con este tipo de afección.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.